Bolsas de Papel Impresas para tu Comercio

¿Dónde encontrar bolsas de papel impresas?

Encontrar toda una gran colección en bolsas de papel impresas, con la posibilidad de personalizarlas ayudado con los diseñadores de fábrica, sin costos añadidos, es una ventaja para mi empresa que no he encontrado en otros sitios.

Desde pequeñas y medias cantidades en un plazo de entrega de una semana o menos, si así lo requieres. Esta es la garantía que estás comprando en una fábrica.

Bolsas de papel impresas roja

Comentarios positivos me condujeron hasta su web y disponen de una gran abanico de productos desde las más lujosos, con cordones de algodón, papel kraft reciclados con asas rizadas y con asa plana. Un gran colección de envases y lo más importante para mí, sus consejos y asesoramiento continuo. Algunas sugerencias que me han ayudado a presentar mejor mis productos, incluso mejoraron mi diseño para que en todos los envoltorios incluidas la bolsa se viera mejor y fuera más reconocible mi marca.

El descubrimiento

Esta es la historia de cómo conocí a estos fabricantes y cómo desde hace 5 años estoy confiando diferentes modelos, formatos y tamaños que voy comprando en función de mis necesidades, en función de los tamaños y temporadas y muchas veces en función de las ofertas que tienen en su outlet virtual.

Bolsas de papel impresas azulRecomiendo mucho que visitéis su web y sobre todo su outlet si sois cazadores de tesoros, yo las utilizo en rebajas y reservo las habituales, de ese modo la gente también conoce que tu comercio está en rebajas.

Me lo habían dicho pero no lo quise creer, ¿qué mi vecino de comercio tenía unas bolsas de papel impresas? ¿personalizadas con su logotipo? Hasta la fecha al igual que yo, solíamos utilizar bolsas de plástico sin impresión que comprábamos por ahí a paquetes.

Nunca disponía del tiempo para encargarlas, el precio no se ajustaba a lo que yo estaba dispuesto a pagar y además siempre quería para mi negocio unas bolsas de papel impresas.

A pesar de que a la tienda solían venir representantes, una vez por falta de tiempo, otras veces porqué sabía que si compraba a fábrica directo me iba a ahorrar dinero y otras veces porqué el diseño no lo tenía preparado como a mi me hubiese gustado.

Bolsas de papel impresas estilosa

El tema es que por una u otra razón jamás encontraba el momento para poder comprar bolsas de papel.

Me asomé desde el escaparate interior y busqué con la mirada la tiende de enfrente, la de mi vecino y competidor, al igual que yo no disponía de bolsas impresas pero ahora sí. Las estaba viendo ahora, justo ahora, saliendo de su negocio. Había acompañado al cliente hasta la puerta y le entregaba una de ellas. La verdad eran justo como yo las quería, con asa rizada, en papel reciclado kraft, color rojo y con una bonita impresión en plata brillante. Su logotipo parecía rejuvenecido en una de ellas.

Preguntas sin resolver

¿Cómo las habría conseguido? ¿dónde y a qué precio? Porqué Juan, mi vecino era más agarrado que un delantero de un futbolín. Aquí había truco y debía saber dónde estaba el secreto. Ir a su tienda a preguntarle cara a cara me parecía un poco directo, no es que me llevara mal, éramos vecinos y los dos teníamos una zapatería, la mía de mejor nivel pero lo cierto es que los dos necesitábamos mejorar nuestro comercio. Darle otra vida.

Mi tienda era clásica, yo he de reconocer que el género que vendía era muy apropiado para el barrio donde estaba y me ganaba la vida sin apuros pero siempre hay que mejorar y una de las cosas que me había propuesto ese año era personalizar las bolsas y darles un toque diferente. Aprovechando la reforma y que había pintado la fachada y cambiado el letrero luminoso esa misma temporada de invierno.

Bolsas de papel impresas blanca

Cuando abrí el negocio hace 10 años compré unas de asa troquel en plástico, me obligaron hacer 15.000 unidades, me duraron muchos años y los últimos sacos estaban hasta pasado el material, las compré blancas y se hicieron amarillas y olían las tuve que usar como de la basura porqué me daba vergüenza. Fue entonces cuando me enfadé con el fabricante y decidí hacer de papel, pero me pedían un mínimo de 5.000 unidades y el precio me pareció alta, me debía gastar alrededor de 3.000 euros más el valor de los clichés. Consulte a varios y más o menos todos me decían lo mismo en precios, cantidades, plazos de entrega de 3 meses en adelante. Ninguno me convenció. En ese momento decidí y usando las más baratas en plástico de asa de troquel y comprar de paquetes en paquetes para evitar que me pasara lo del color amarillo y los olores. Una cosa llevó a la otra y me desanimé en mi objetivo. No quería comprar bolsas de plástico, mi negocio necesitaba comprar bolsas de papel impresas con mi logotipo en pequeñas cantidades y a precios ajustados. Sin embargo no encontraba solución.

Mi vecino había utilizado todo tipo de modelos en diferentes colores de plástico siempre en anónimo, sin personalizarlas. Al igual que yo deseaba unas bolsas de papel y con la posibilidad de encontrar una fábrica que se las pudiera facilitar e imprimir. Su logotipo era en color plata y sus colores de la fachada y muebles interiores en rojo vivo. Por eso al ver su nuevo envase desde mi ventana me puse rojo de envidia y me preguntaba ¿cómo lo habría hecho?

Encontrando la solución

Bolsas de papel impresas verde

Cuando llegó la dependienta a hacer su turno, salí a la calle y pensé como abordar el tema sin que se ofendiera y que me soplara donde las había conseguido, a que precios y si las había tenido en un breve espacio de tiempo.

No tengo tiempo para nada y debería de encontrarlo pues hay cosas que son necesarias para gestionar mejor un negocio y la publicidad de este tipo de envases, te da caché pero también hace que tu nombre se mueva constantemente por las calles, creando un flujo de confianza entre la gente del barrio que ve como tu negocio es activo y hay compras porqué eres confiable y tienes buenas calidades, tamaños y precios competitivos.

Mientras pensaba todo esto, me acerqué a la puerta de mi vecino que nada más me vio salió a saludarme.

¿Qué, espiándome? – Dijo con sorna.

Si, para eso estoy yo – le solté haciendo un gesto en la mano como indicándole donde estaba mi negocio.

Jajaja, tú vienes a felicitarme por las bolsas de papel que tengo, ¡¿verdad?!

Pensé rápido en una palabrota pero me salió de la boca algo más fino.

La verdad es que están muy chulas.

¿Quieres que te diga donde las he comprado?Bolsas de papel impresas negra

Si no te molesta – le respondí mostrando a la vez todos los dientes de mi boca.

Te daré una pista, no es de ninguno de los representantes que pasan por aquí mil veces y de los que les he comprado alguna vez de plástico. Lo he buscado en internet como fábrica de bolsas de papel servicio urgente y zaaaaas han aparecido ellos. Son un fabricante con más de 50 años de experiencia en el mercado. Están en Valencia y sirven a cualquier rincón de España en menos de una semana.

La cara que estaba poniendo no debía tener precio, ¿cómo no se me ocurrió mirar desde el móvil a fabricantes de bolsas de papel impresas? Era de tontos no pensarlo.

Le seguí el juego a mi vecino.

Ya, ya, ya, si los conozco son de Valencia, muy conocidos. Si hablé con ellos hace unos meses pero no había tenido tiempo aún de enviarles el diseño. Es que mi diseñador estaba muy liado y no he podido pero nada esta semana lo miro.

Pero no hace falta que les llame tu diseñador – me contestó Lucas, mi vecino.

Ahh no y entonces cómo lo haces?¿¿??

Fácil, ante todo fácil. Le hice una foto a mi rótulo de la calle, se lo pasé por whapsapp y listo ya de ahí lo sacaron todo. El color de la bolsa lo elegí online con la ayuda de su chat virtual y una asistente que te ayuda en todo el trayecto. El color plata lo tenía claro y además me aconsejaron que quedaría muy bien y así ha sido.

Bolsas de papel impresas asa rizada

Tenía razón, la combinación era muy acertada y el trabajo estaba bien hecho, era de calidad pero aún no sabía quienes eran.

Debía ir al grano, así que lo di por hecho.

¿Cómo decías que se llamaban?

No te lo dije, José… – que es así como me llamo, Calzados José Galiana.

¿¿Pero me lo dirás..?? – Sabiendo que Lucas era un charlatán sólo debía hacer una cosa, alimentar su ego.

Se llaman Bolsapubli, son una fábrica ubicada en Valencia, sirven a toda España en un tiempo record, en menos de una semana tienes en tu comercio el encargo, cuentas con un chat online donde te resuelven las dudas y tienes soporte telefónico para llamar cuando quieras y hablar directo con tu comercial, el diseñador o sobre e tema del envío. Son realmente buenos y suman tres generaciones de experiencia.

Todo esto me lo soltó de una y os podéis imaginar la cara que puse yo.

¿Te has vuelto en un comercial de ellos? – Le dije mientras lo miraba asombrado.

Bolsas de papel impresas composición

No, lo que sucede es que me han convencido, no puedo dejar de aconsejarlos, además me leí antes su blog y su historia en la web pues quería comprar en un fabricante y quería tener un trato directo y formar parte del desarrollo de adaptación del logo en la bolsa. Al disponer de diseñadores en plantilla, les envíe la foto de mi logotipo y ellos la adaptaron a los formatos de las bolsas y…

¡¡¡Espera, espera!!!, ¿¿¿las bolsas??? – Su cuerpo se quedó bloqueado como si se tratara de Matrix y me imagine como procesaba la información que me decía, ¡¿las bolsas?!

¿Había hecho más de un modelo o tamaño?, ¿qué me estaba contando el Séneca éste?

Si 5.000 unidades me parecen muchas, 10.000 0 15.000 es una enormidad, no tiene espacio en su almacén para comprar tantas bolsas, y Lucas, gastar 6.000 euros en bolsas, ¡¿si sus zapatos son de un escalón inferior en calidades y precios?! Trabaja con calidades bajas. No puede haberse explicado bien.

Rápidamente mi cabeza volvió al estado normal y le dije.

Para, para… Quieto. ¿¿¿Bolsas…??? ¿¡Has comprado más de un tamaño y modelo!?

Si claro, me contestó.

Unas pequeñas para una caja de zapatos de señora y para complementos que voy a tener como cinturones y plantillas y otra mediana para dos cajas de zapatos de señora o una de caballeros y un tamaño grande para botas. Además de unas de papel para las rebajas del mes que viene.

Bolsas de papel impresas triple composiciónEstaba totalmente helado, ¿cuánto dinero se habría gastado? ¿qué estaba sucediendo? Yo jamás me lo había podido permitir para mi negocio y él menos. Estaba convencido que existía una misteriosa razón.

Le dije sin irme en rodeos.

¿Quién te las ha fabricado Bolsapubli has dicho?

Bolsapubli, me respondió de nuevo.

Bolsapubli – dije yo, memorizando automáticamente el nombre.

¿Cómo los has conocido? – Pregunté.

En internet, gracias a la buena crítica y recomendaciones que pude leer. Su web es fantástica, te recomiendo que la leas y veas las fotografías tiene muchos modelos y tamaños. Existe una sección de rebajas en asa rizada que me convenció totalmente y he comprado allí modelos increíbles en asa rizada a precios que no vas a poder creer. Después de analizar con los precios que tenía de la competencia me decidí al segundo e incluso con el dinero que ahorré me compre 1000 bolsas de papel de asa plana pensando en las rebajas.

Bolsas de papel impresas composición mac

Intentaba procesar toda la información que me habían dado durante unos segundos y que para mi era vital ya que significaba el seguir utilizando unas bolsas vulgares a tener unas preciosas personalizadas con mi logo para esta misma temporada y para la de rebajas.

No sabía que podía hacer si seguir preguntado, decirle que me enseñara el resto de los modelos o correr directo a mi portátil y comenzar a observar con detalle la web, ponerme en contacto y encargarlas ahora mismo para poderlas disfrutar ya este fin de semana. Conté hasta cinco y volví a la carga, me quedaría unos minutos de cortesía. Lo siguiente que dije me salió del corazón.

Son unas bolsas de papel preciosas, me encanta el color plata sobre el color rojo de este modelo y el formato me parece el adecuado para cajas.

Respondió con una sonrisa y se metió dentro de la tienda invitándome a entrar. Desde el mostrador sacó dos tamaños más, el primero para dos cajas y el segundo para botas. Me contó que tienen una promoción que se llama 1200 combinables, había comprado 600 de las de una caja, 400 de 2 cajas o de bota de caballero y 200 de bota. Me resultó muy bien de precio pues tenían una oferta de fin de colección en rojo inglés. Con el dinero que e estaba ahorrando, compré una oportunidad de 1000 unidades de asa plana en kraft natural pues era un ofertón en unidades limitadas.

Bolsas de papel impresas composicióin dos colores

Te dejooooooo…

Guiado por un impulso

Salí corriendo a mi tienda y conecté el ordenador mientras gritaba a mi compañera…

¡¡No estoy para nadie!! – y empecé a bucear.

Casi ni tecleé Bolsapubli ya me apareció como término recomendado, señal de la cantidad de visitas diarias nacionales e internacionales pues siendo una empresa Española son un referente Europeo en la fabricación de bolsas de papel impresas para el comercio y los negocios. Excelente web, las fotografías me parecían atractivas, grandes y las descripciones de los diferentes modelos me invitaban a comprar las que yo necesitaba.

De repente, en una de las ofertas, vi un color que para mi negocio siempre me había gustado, el azul marino. Una oferta disponible en los tres tamaños que mi colega había descrito. Una oferta increíble, como dijo no me obligan a comprar 5.000 unidades por referencia. Yo quería hacer igual comprar 1200 unidades en los tres tamaños y comprar algún modelo esa oferta en la outlet y poderla disfrutar en las rebajas de otoño. En el chat me invitaron a continuar mi vista acompañado, pudiendo preguntar en todo momento precios, posibilidades de impresión o como quedaban los colores una vez impresos.

En concreto me gustaba mucho una promoción en la cual tenían unas bolsas de color negra con el asa a juego en negro también. El tamaño era el 32x12x41 y no sabía a que se correspondía cada una de las cifras que me habían dado. Para eso me fue genial tener a una persona en el chat. Me explicó que la tradición en ese sector es que el primer número siempre era el ancho, era un tema internacional, el segundo podía ser el fuelle o el alto, pues en cada fábrica lo variaban pero siempre el tamaño más pequeño era el fuelle y el alto era el último de todos.

Me aconsejaron ese tamaño para una caja de zapatos de Bolsas de papel impresas estilo reflejocaballero o dos de señora o incluso unas botas bajas de caballero. Evidentemente era el tamaño más versátil de todos y donde debía focalizar mi compra e inversión. Así que a estos precios no me podía resistir y 1200 o 2000 me interesaban por la oferta irrepetible de precio y modelo. El negro me gustaba para mi comercio.

Mi duda es si el blanco quedaría bien, me aconsejaron muy bien. Me dijeron que el blanco quedaba blanco pero un pelín matizado por el fondo negro pero que sería blanco no beige aunque no igual de blanco que un trozo de papel. Si lo suficiente para que fuera blanco frente al tono crema o beige.

Tomando la decisión

Finalmente me decidí por su consejo y pude hacer la compra en ese mismo momento con ayuda del chat en línea que me aconsejó y me acompaño. Pudiendo hacer la compra con tarjeta de crédito en ese instante, reservando de ese modo las bolsas que eran de una edición limitada por una cantidad. Y asegurándome un servicio Premium ya que en tres días a lo sumo saldrían de fábrica una vez aprobara el diseño. Esa misma semana podría recibirlas.

Diseño tenía uno el que hice para los rótulos de la fachada del comercio y para mis tarjetas de visita de la tienda. Así que les hice una foto con el móvil y se las envié por correo electrónico. Luego pensé que podía facilitar el teléfono de la imprenta que me las hizo. Sé que llamarón a la imprenta y preguntaron por José su comercial y yo les autoricé a que mandarán el diseño con el tipo de letra, de ese modo esa misma tarde me hicieron el boceto. Acoplando mi marca a la bolsa que había elegido y a otra más que compré para las rebajas. En concreto una de asa rizada de color morado que también iba a imprimir en color blanco a modo de unificar. El tamaño el mismo pero esta vez sólo 600 unidades.

El motivo de pedir 600 es que no me pude resistir con estos precios bajos y colores tan alegres. Así que compré otras 600 unidades del tamaño de una caja de zapatos de señora que también me funcionaban para los cinturones y plantillas. Unas bolsas de papel impresas en color rubí que también había decidido imprimir en blanco y que me gustaron pues hasta el asa era de color rubí.

Bolsas de papel impresas blanca kraft

Así que sólo tenía que esperar pero muy poco tiempo. En dos días salieron de fábrica todos mis encargos y en un día las recibí en mi establecimiento. Tal como me dijo mi vecino, buena calidad de impresión, muy amables en el trato, gran cantidad de consejos para poder mejorar en mi embalaje. Como fue el detalle de incluir unas muestras de cintas de raso y adhesivos.

Existe una tendencia en el comercio que se va a imponer por la gente como yo que tiene gusto por diferenciarse del resto y dar a sus clientes un poco de tiempo para mimarlos y cuidarlos. El hecho diferencial que me propusieron era invertir unos pocos céntimos y dar un poco de mi tiempo y mucho de cariño y vocación comercial. Eso hice, los escuché y al mes de recibir las bolsas de papel una vez comprobado lo bueno que eran me decidí.

Hice mi pedido de cintas de raso y decidí no poner mi nombre sino un texto, un slogan. Cuidamos de tus pies. Y un adhesivo cuadrado con mi nombre en blanco sobre un papel de color oro.

El motivo es por que quería tunear, customizar mis bolsas impresas. Daba un poco del tiempo a mis clientes. En vez de meter la caja en una bolsa de papel y darla, haría una pequeña ceremonia cada vez, entregaría la bolsa, podría un adhesivo a modo de cierre de la bolsa con un gesto estudiado. Colgaría una cinta de raso en una de las asas de modo despreocupado pero dotando a mi marca de ser cuidadosa en los detalles y apostando por diferenciarme.

Ver la cara de felicidad y asombro de mis clientes no tenía precio, el gasto para mí eran 0,05 céntimos pero el paquete era una belleza, la gente se iba satisfecha con su compra pensando que habría comprado por valor de 300 euros.

Esto hacía que la gente viniera más a mi comercio pues llamaba la atención nada más salir de allí una bolsa de papel tan elaborada.

Esta fue una idea que me dieron ellos y que yo supe Bolsas de papel impresas composición pincelesentender, era sólo una cuestión de invertir 20 segundos en crear un ritual para hacer eso, una sana costumbre que habla del valor añadido de mi comercio y de que el trato con mis clientes es el mismo por 20 euros como por 70 euros. Eso el cliente lo percibe y hace que se sienta cómodo en mi local, que pregunté por productos y me solicite más información de otros. De ese modo genero confianza y se traduce en poco tiempo en más ventas y visitas a mi negocio. Si todos los vecinos de mi calle hago que entren alguna vez dentro de mi negocio voy a generar la confianza necesaria para que se hagan habituales en sus compras de cada temporada. El calzado vende en todas las épocas del año. Que se vean los paquetes de mi negocio en diferentes épocas, diferentes colores y con diferentes cintas de raso hace que de a entender que es un negocio vivo.

Una decisión inteligente

Por esa razón a la siguiente campaña de rebajas cogí otra oferta y en vez de moradas de asa plana cogí unas burdeos de asa rizada que estaban genial de precio y compré una pequeña cantidad, 600 unidades, justo lo que quería era agotar las bolsas de rebajas en la temporada y hacer en las siguientes rebajas otra pequeña producción con otro de sus colores en oferta. Siendo siempre mi impresión en mi color blanco que caracteriza todas mis impresiones.

Mis clientes perciben que voy agotando y voy cambiado.

En verano llegué incluso a hacer mi primer pedido en tela, resulto muy práctico pues las vi por todos los sitios, playa, piscina, gimnasio… Sólo costaban un poco más pero valió la pena por cambiar la dinámica.

Bolsas de papel impresas abiertasLo mismo hago con mis cintas de raso personalizadas, depende de cada época voy cambiando. Empecé con el negro seguí con el burdeos y ahora las estoy haciendo en blanco. Me gusta generar cambios de color en mi negocio, lo hago por convicción pero también por precio pues soy un buscador de ofertas y de buenos precios. Sé que en la web de está fábrica voy a tener una buena colección de colores en oferta al mejor precio del mercado y para mi me cuadra en mi política de negocio y el consejo de customizar la bolsa me cuadra en mi política de trato cercano y diferencial de la clientela.

Mi vecino José también sigue confiando en Bolsapubli para realizar sus compras de bolsas de papel impresas, él es más fiel a sus colores y continua dando el mismo color rojo y la impresión en plata. Lo cual también es correcto. Sólo en rebajas cambia mucho de modelo, tamaño y color y compra la oferta del momento.

Bolsas de Papel Impresas Infografía



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra Política de Cookies: aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies